¿Qué peligros corren sus manos si está todo el día en un computador?

Es una enfermedad multifactorial. Las principales causas son los movimientos repetitivos y malas posturas de la articulación de la muñeca. Es común encontrar esta enfermedad en personas que digitan la mayoría de su tiempo y que usan el mouse sin las protecciones necesarias.

Si usted es uno de los afectados y no quiere sufrir de esta enfermedad debe:

1. Hacer ejercicio de estiramiento de los dedos, como: halarse suavemente el dedo pulgar al frente y atrás, mover la muñeca en círculos.

2. Hacer ejercicios de fortalecimiento, para que la mano se acostumbre y el nervio no sufra.

**Esto lo debe hacer mínimo tres veces al día y con una rutina de tres repeticiones y así evitar complicacones**

Por otro lado si ya la padece, tiene tres opciones para curarse:

No se angustie, esta es de las pocas enfermedades que tiene cura si se diagnostica a tiempo y se tiene el cuidado necesario.

1. En el momento que presenten los síntomas, debe comenzar a tomar un tratamiento fisioterapéutico,
encaminado a los estiramientos y fortalecimientos. Con esto la enfermedad desaparece.

2. Si está en la etapa dos de la enfermedad, es decir, si siente incapacidad para hacer ciertos movimientos, debe acompañar el tratamiento fisioterapéutico,
con analgésicos y .
desinflamatorios

3. El tercer tratamiento es para los pacientes, que no pueden mover la mano, porque el dolor se lo impide. La cirugía es la solución para que la mano se recupere 100%

Te recomendamos 4 ejercicios para aliviar el dolor de las manos.

  1. Dedo pulgar: abre completamente tu mano cada dedo separado uno del otro y a continuación dobla tu dedo pulgar hacia adentro, de modo que quisieras tocar la palma de tu mano con la yema de tus dedos.

  2. Tu mano: Haz una “O” con tu mano, junta todos los dedos de tu mano y trata de que todos incluyendo tu dedo pulgar, quede lo más curvo posible, tendrás que tocar la punta de tu dedo pulgar con las puntas de los demás dedos.

  3. Estiramiento de muñecas: Estira tu brazo, ahora usando la mano contraría dobla la muñeca del brazo estirado hacia abajo, de tal modo que estires tu mano para abajo. Repite el proceso unas 10 veces para mejorar la flexibilidad.

  4. Empuña las manos: Coloca tu mano sobre una superficie y ahora dobla despacio la mano hacia adentro, no lo hagas con mucha fuerza, es un ejercicio para manos rígidas.

Deja un comentario