¿Qué es el Storytelling?

Storytelling es el arte de contar una historia. La creación y aprovechamiento de una atmósfera mágica a través del relato. En marketing es una técnica que consiste en conectar con tus usuarios con el mensaje que estás transmitiendo, ya sea a viva voz, por escrito, o a través de una historia con su personaje y su trama.
Con el storytelling, las marcas y el marketing digital consiguen rodearse de un poco de esa magia que consigue dejar a niños y mayores con la boca abierta, apelar a las emociones de su público objetivo y crear, en definitiva, una experiencia inolvidable

¿Cómo puede aporta el Storytelling a tu marca?

Para  que esta historias sean efectivas, deben presentar algunas características fundamentales:

  • Reflejan los valores y la esencia de la marca. El storytelling es una parte fundamental del branding y como tal, tiene que ser un eco de los mensajes de la marca. No se trata únicamente de contar una historia que atrape, sino que esta debe ser coherente con el resto de nuestro marketing.
  • Apelan a las emociones. El poder de las historias que venden reside en que llegan más allá que los simples anuncios. En un entorno totalmente saturado de publicidad, el storytelling consigue destacar porque crea un impacto emocional. Este impacto puede pasar a través de la risa, la ternura, la unidad, la inspiración… pero lo que no puede es dejar al espectador o lector indiferente.
  • No son promocionales. Las historias que venden lo hacen, paradójicamente, sin hablar directamente de las virtudes de una marca o un producto (y en muchos casos, sin mostrarlo siquiera). Dentro de nuestro marketing, tenemos que diferenciar muy claramente entre los contenidos promocionales (por ejemplo, un emailing con los descuentos de Black Friday) y las historias, que buscan un impacto a la vez más sutil y más a largo plazo.
Aunque parezca un tanto complicado crear una historia o que la inversión no vale la pena, pero lo cierto es que el storytelling puede aportar beneficios únicos a las marcas:
  • Las historias son fantásticas para simplificar conceptos abstractos y mensajes complejos. Cuando tratamos de entender una idea nueva, es normal sentirnos confusos, pero las historias pueden ayudarnos. Por ejemplo, seguro que recuerdas alguna vez en que tu profesor de matemáticas te explicó un concepto nuevo con un ejemplo de la vida real. Pues bien, lo mismo ocurre con los nuevos productos y las historias corporativas. Si explicas un nuevo producto tecnológico a través de una historia centrada en sus beneficios, los usuarios entenderán rápidamente de qué se trata.
  • Las historias unen a las personas. Las historias tienen temáticas y personajes universales, como los desengaños amorosos, el héroe que derrota al dragón o la persona que triunfa pese a la adversidad. Una buena historia, por tanto, consigue que un montón de personas diferentes sientan lo mismo al mismo tiempo, y puede ayudarte a crear una comunidad en torno a tu marca.
  • Las historias inspiran y motivan. El storytelling hace que las marcas se perciban como transparentes y auténticas y ayuda a los consumidores a conectar con ellas. Al apelar a las emociones de las personas, las historias consiguen mejorar la lealtad de marca y, finalmente, impulsar a los usuarios a la acción. A veces, lo que necesitas para conquistar a los usuarios no es inventar una trama compleja y llena de efectos especiales, sino simplemente contar las historias reales de las personas que trabajan para tu marca.

TIPS que venden tu historia

  1. Hay una demanda para el producto o servicio que promueven. Si el objetivo del storytelling es vender, lo primero es asegurarnos de que estamos vendiendo lo correcto.
  2. Tienen un argumento con un principio, un medio y un final. Las historias siempre siguen una serie de convenciones argumentales, como el viaje del héroe, que hace que sean reconocibles y los usuarios puedan seguirlas.
  3. Incorporan drama y tensión para enganchar a la audiencia. El conflicto es el motor de toda historia.
  4. Cuentan con personajes creíbles y con matices, no solo superhéroes y supervillanos.
  5. Son sencillas. Para crear una historia que venda, tienes que tener un solo mensaje muy claro.
  6. Ocurren en un entorno familiar. Las historias que mejor conectan con la audiencia son aquellas en las que se ven más reflejados.
  7. Tienen un tono y un estilo apropiados. El lenguaje y los recursos creativos deben adaptarse a los valores de la marca y a los destinatarios: formal, informal, para adultos, infantil…
  8. Se publican en el contexto adecuado. Piensa que estás contando la historia del cliente antes que la tuya.
  9. Proceden de una empresa o marca de confianza. Si no, los usuarios no creerán en el mensaje.
  10. Son coherentes con el resto de tu marca y de tu marketing.

¿Qué debe contener un buen Storytelling?

La clave para crear un storytelling efectivo es conocer a nuestro público: cómo es, qué inquietudes tiene, qué le emociona. De esta forma podremos crear historias con las que llegar a nuestra audiencia.
La saturación de mensajes publicitarios que nos intentan convencer de comprar esto o aquello hace que los consumidores tomen una actitud defensiva ante cualquier forma de publicidad: cambiamos de canal de televisión cuando ponen anuncios, bloqueamos las ventanas emergentes en Internet, tiramos los folletos a la basura sin leerlos… Sin embargo, pocos nos resistimos a escuchar una buena historia. Incluso, si nos emociona, la difundimos. En estas premisas se debe basar una buen storytelling en marketing.
Si quieres desarrollar una estrategia de marketing basada en el storytelling debes tener en cuenta que lo más importante es conectar emocionalmente con tu público objetivo. Además, debes incluir estos otros elementos:
  • Que la historia transmita los valores de tu marca.
  • Debe existir un elemento capaz de generar emociones en tu público objetivo.
  • El lenguaje utilizado se debe basar en las emociones.
  • Debes transmitir los aspectos que hacen que tu marca se diferencie de tu competencia.
  • La historia debe aportar algo positivo que enganche a tu público.

¿Qué tipos de historias puedo usar para hacer Storytelling en marketing?

Puedes utilizar cualquier historia para hacer storytelling, formal o informal, más o menos artística, con un lenguaje directo pero sugerente, en el que se pueden usar metáforas. Todo depende del público a quien te dirijas, pues el estilo elegido debe conectar con tu audiencia. Y recuerda que la historia que narres debe tener siempre un objetivo, que puede ser entretener, educar, hacer reír, hacer llorar o llevar a reflexionar.
El storytelling en marketing digital puede utilizar diferentes canales. Puede ser un vídeo, un artículo o una simple fotografía. Lo importante es que llame la atención e involucre al receptor, que hará suyo el mensaje aplicándolo a su propia experiencia personal.
Es recomendable que los protagonistas de las historias sean personas normales, héroes anónimos, gente con problemas y sueños como los que todos tenemos, es decir, el storytelling debe contar historias universales.

Deja un comentario