¿Cómo encontrar a tu cliente ideal?

¿Qué es un cliente ideal?

Se trata del tipo de cliente que se adecua perfectamente al tipo de negocio que estás llevando a cabo y a tu manera de trabajar. Te pongo un ejemplo: si tienes una tienda online de videojuegos, el cliente ideal podría ser una persona joven, aficionada a este tipo de entretenimiento y con conocimientos en consolas.

Ese tipo de perfil sería el más fiel a tu negocio y el que de verdad te acabaría volviendo a comprar (siempre que le guste lo que ofreces).

¿Cómo definir y encontrar a tu cliente ideal?

  1. Define las características de la persona con la que te encantaría trabajar. Define sus gustos, su sexo, su edad, sus conocimientos, su perfil psicológico.
  2. Por otro lado, define con claridad qué ventajas frente a la competencia ofrece tu producto o servicio.
  3. Investiga y encuentra los sitios web (foros o portales) por los que se suele mover el tipo de persona que buscas como cliente. Te servirá para entender mejor qué es lo que necesita.
  4. Estudia a tu competencia directa para ver qué tipo de clientes trabajan con ellos. Seguramente puedas sacar muchas y buenas ideas, tanto de las cosas que la competencia está haciendo mal como de lo que está haciendo bien.
  5. Estudia la mejor forma de llegar a tus clientes ideales. Es decir, estudia el mercado intentando definir qué tipo de campaña publicitaria conviene más a tu negocio .
  6. Resalta el valor añadido que ofrece tu producto. Para que los clientes ideales acaben comprando en tu sitio, necesitas atraerlos. Saca nuevas ofertas, premios o regalos que realmente interesen a los clientes potenciales que buscas.
  7. Cuida el diseño de tu sitio y amóldalo al tipo de negocio que tengas. Según el sector, el diseño puede variar; por ejemplo: en el sector salud no conviene tener colores chillones como el rojo, ya que pueden traducirse en desconfianza.
  8. Pide el punto de vista a colegas expertos en el tema. ¡Otra perspectiva nunca te vendrá mal!
  9. Solicita la opinión a un cliente ideal cuando realices una venta. Pregúntale qué le ha parecido el servicio, qué mejoraría, etc.
  10. Trabaja los contenidos, ya sea los del blog o los textos que se muestren en tu página, para ofrecer información gratuita de calidad que sea de interés para tus clientes.
Cuanto antes comiences a trabajar en los puntos propuestos en el blog, antes empezarás a encontrar a tus clientes ideales. 

Deja un comentario