5 Ideas para iniciar tu propio blog

 Aquí vamos a ver cinco ideas o consejos que deberías tener en cuenta. Si los pones en practica, tu blog empezara muy bien. Y aunque el camino va a ser un tanto largo, siempre es bueno iniciarlo con una dirección clara, sin titubeos. De este modo, buscar el éxito tendrá mucho más sentido

1.- Encuentra un tema que te apasione

Para que tu blog, sea todo un éxito, tienes que ser constante. Por tanto, si eliges una temática que no te emocione y te anime a escribir, más pronto que tarde abandonarás la iniciativa, desperdiciando todo tu esfuerzo inicial.
No deberías escoger algo muy específico, muchas veces es mejor tomar un tema más amplio, más general, ya que te va a permitir dar más juego a las ideas sobre las que quieres hablar, con lo cual tambien podrás tener mas variedad en tu blog. Por tanto, elige un área temática que sepas que no te va a cansar, que te permita hablar de muchas cosas diferentes, que pueda interesar a la gente y en la que tus conocimientos puedan aportar un valor adicional.

2.- Conoce a tu audiencia

“¿Si aún no he iniciado el blog, como voy a saber qué audiencia tendré?”. Pues aunque la pregunta tiene todo el sentido del mundo, la verdad es que no es tan difícil de responder. Hoy en día existen infinidad de canales de comunicación que te pueden ayudar muchísimo a estimar la personalidad de tus visitantes para conocerlos mejor.
Por un lado tienes las redes sociales, foros y demás comunidades online. Accede a ellas y busca información sobre la temática que has escogido para tu blog. Con esto seguro que podrás identificar quiénes son los actores principales (los influencers), la forma en que se comunican las cosas (comunicación más o menos formal, por ejemplo) y qué temas son los que más gustan más o generan más controversia. Lo importante aquí es que siempre seas activo y sigas estudiando a tu audiencia. Cuanto mejor la conozcas, más fácil te resultará generar contenidos mucho más dirigidos a esta y que aporten más valor a tus visitantes.

3.- Elige calidad antes que cantidad

¿Con qué periodicidad deberías publicar nuevos contenidos? Esta es una muy buena pregunta. Y todo el mundo te dirá que lo mejor que puedes hacer es publicar una nueva entrada cada día. Pero la verdad es que, ¿podrás mantener este ritmo de publicación ?
Aunque más publicaciones es mejor, no hay que dejar de lado la calidad de estas. Es preferible que publiques de una a tres entradas a la semana de calidad que siete entradas que nadie quiera leer. El ritmo final de publicación lo tendrás que poner tú mismo, tú conoces mejor que nadie lo que puedes llegar a hacer y lo que no.
Si tu audiencia deja de percibir el valor que le generas a través de tus contenidos, dejarán de visitarte. No hay más. Por tanto, mantén un compromiso entre publicar más y publicar mejor. No se trata de publicar más que nadie, sino de publicar mejor que nadie.

4.- Date a conocer

Comenzar un blog y publicar contenido en él no te va a servir de nada si nadie se ha enterado. El inicio de tu blog es el periodo en el que más importante resulta la promoción del mismo. Ya sabes, los comienzos no son sencillos y no puedes pretender ganar popularidad de la nada.
Por tanto, deberás seguir la regle del 80/20. Es decir, deberás dedicar un 20% de tu tiempo a generar nuevos contenidos y el 80% restante a promocionarlos.
Participa en eventos locales para que la gente te conozca, menciona a tu blog en foros, crea perfiles sociales en aquellas redes en las que tu audiencia participe más (TwitterFacebookPinterest, …), consigue que los influencers hablen de ti e intenta que todo esto parezca natural. De lo contrario pueden tacharte de spammer y esto tampoco va a ayudar nada.

5.- Sé diferente

Piensa esto: ¿por qué alguien debería visitar tu blog y no cualquier otro? Si no sabes responder a esta pregunta, es muy difícil que consigas tus objetivos.
En Internet existen millones de blogs sobre todo tipo de temáticas. El tuyo sólo es uno más. Diferénciate de tus competidores es un requisito para triunfar, porque ser diferente es lo que hace que los visitantes se queden en tu página y prefieran la tuya antes que la de tu competencia, que la recuerden y hablen de ella a sus amigos.
No hagas lo mismo que hace todo el mundo. Estudia a tus competidores y encuentra formas diferenciadoras de destacar tus contenidos. Si tal vez, esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Pero cuando logras diferenciarte, los resultados que conseguirás valdrán totalmente la pena.

Deja un comentario